miércoles, 15 de junio de 2011

PAGANDO LOS EXCESOS



3 días de agujetas brutales en los cuadriceps, no puedo no moverme, levantarme después de estar un rato sentado o tumbado es todo un suplicio, bajar escaleras... mejor ni nombrarlo y correr.... eso ni me lo planteo de momento. Estas son las consecuencias de los excesos. Y es que el domingo hice lo que no debia hacer.... correr 3/4 partes del Maratón Alpino Madrileño, al que denominan como "quizás el maratón más duro del mundo". Pues en Cercedilla que me presente yo a las 7:30 de la mañana, con todos mis complementos: medias de compresión, musleras de compresión, las Trabuco, gafas Oakley Jawbone Transition (impresionantes), mochicla Quechua de Trail, litro y medio de agua, algo de comer.... y muchas ganas de correr por el monte acompañando a los "locos" que estaban inscritos en el Maratón. La idea inicial era andar, trotar, llegar a Cotos y vuelta al coche tranquilito.... pues si, pues si, que iluso fui. Los primeros km hasta el puerto de Navacerrada brutales, rozando lo que yo denomino "extasis deportivo", una vez en el puerto subidon hasta la bola y desde alli empieza mi pequeño calvario ya que toca toda la bajada hasta Cotos y claro, mis cuadriceps solo estan acostumbrados al llanito de Sanchinarro y alrededores y al llegar al puerto siento "ligeros" dolores. Alli me planto y veo como los "locos" inician la subida a Peñalara y yo..... que hago.... ¿voy hasta Navacerrada trotando por la carretera?, ¿busco a alquien que me lleve en coche?..... ¿o intento completar el resto del maratón alpino acompañando a los primeros que ya bajan de Peñalara?. Lo más sensato hubiesen sido las dos primeras opciones pero.... como soy un insensato pues decido salir al trote para completar el resto del Maratón. Subida mortal por el tubo hasta la Cabeza Menor (2376m), sube y baja por la cuerda larga, subida a la Bola del Mundo (2262m), bajada brutal con mis cuadriceps destrozados hasta el Pto de Navacerrada y allí decido abandonar mi aventura y cogerme el trenecito que me llevaria hasta Cercedilla..... pero en la estación me dicen que el trayecto (de apenas 10min) cuesta 6€..... y decido no dejarme "robar" y me piro al trote hasta Cercedilla.... donde llego hecho un cuadro, con las piernas temblando y con 5h 5min de disfrutesufrimiento y 32,6km de sube y baja constante.

Conclusiones:
  • Soy un inconsciente.
  • Para correr por el monte.... hay que entrenar por el monte.
  • Estoy muy blandito muscularmente.
  • Estoy un poco menos blandito para aguantar el sufrimiento.
  • Me encantan estas locuras.
  • Dentro de semana y media....... que Dios me pille confesado porque en el Gran Trail lo voy a pasar mal, muy mal...... pero acabaremos, por mis santos huevos que acabo.






2 comentarios:

Javi dijo...

La caña la que te has metido pa el cuerpo.no me extraña que andes con esos dolores.
alguna vez me ha pasado,sobre todo en mi primera y unica media de montaña jeje,.
suerte,mcuha suerte en el GRAN TRAIL

Felipe Domingo García (Lipe) dijo...

Gracias Javi, hoy ya estoy un poco mejor pero he aprendido la lección.... hasta la próxima vez que se me pire la pinza.
Saludos.